La fuente - Noon Gate

Noon Gate
Y escuché la voz del Señor que dijo:
"Por qué se pelean por las cosas de este mundo si yo solo les pedí que se amaran unos a otros y vivieran con alegria."
Vaya al Contenido

Menu Principal:

UNA FUENTE DE AGUA QUE BROTABA DE LA PEÑA

     En un sitio de campo quería preparar un lugar para que allí vinieran a estudiar unos niños que habían dejado de ir a la escuela. También había unas maestras o maestros que habían dejado de enseñar y me dieron razones o excusas por las cuales no habían vuelto a enseñar. Entonces pensé que podrían hacerlo ahí. A unos 30 metros de ahí, más abajo observé que de aquella peña brotaba una hermosa fuente de agua limpia y abundante y yo me maravillaba cómo era posible eso. Igual me sentía muy feliz observar y tocar el agua limpia y pura, me parecía como cuando se descubre un tesoro.
EL SALÓN PARA ENSEÑAR.

     En un salón grande con asientos y diferentes áreas, cuartos, baños y áreas de descanso. Parecía que alguien tendría que enseñar, pero la gente no llenaba el sitio y como que no había quién enseñara. Había un grupo de niños por ahí, me quedé dormido con ellos, luego me desperté tarde, y vi cómo se alistaban para las enseñanzas, era mi turno para pasar a enseñar al frente, era de los últimos, pero me vi semi desnudo, y pensé que me podía bañar delante de la gente, aunque estuviese semi desnudo, (entonces supe que no era correcto), me sentía apenado de no estar listo, de no estar haciendo mi trabajo. Entonces uno de los que dirigían, como que entendiendo mis temores me dijo: No lo vamos a despedir. Y me dijo algo así como: Vaya a un lugar aparte, alístese y viene. Entendí que mientras tanto pasaban a otro. Luego seguía yo, quien era el último de los que enseñaban.
El hombre enredado

     Yo daba vueltas de un lugar a otro y me costaba alistarme. Vi a un hombre fuerte, enredado por unos bejucos o enredadera que parecía atarlo, sin embargo, pude entender que esos bejucos eran solo una ilusión, que él si podía liberarse de ellos. Luego vi a otro que por estar jugando en su casa con alguien que parecía no consciente de la realidad, éste dejó fuera de su propia casa a su dueño y quería entrar de nuevo, pero entonces el verdadero dueño ya no podía hacerlo, pues el que estaba jugando con él, se quedó dentro y le cerró la puerta.

     Desperté con una sensación de urgencia por ocuparme de las cosas de Dios. Recordé que las buenas acciones son las vestiduras de los santos. Comprendí que las enredaderas que representan las congojas de este mundo parecen atarnos, pero en realidad son ilusión y en Cristo somos mucho más fuertes que ellas. Que no se puede jugar con gente que aparenta ser inocente pero que en realidad no son conscientes del momento en que estamos, porque nos pueden sacar de nuestro propio lugar de bendición que ocupamos.

     Los niños que habían dejado de ir a la escuela representaban a los cristianos que habían dejado de ser instruidos por los maestros que dejaron de enseñar. Que estoy llamado a llamar a esos maestros y a esos alumnos, que entonces brotará una fuente de agua de vida, que nos llenará de gozo. También entendí que me había dormido en la misión que tengo, que estaba desnudo y que tenía que alistarme, que todavía tenía oportunidad para hacerlo. Entonces pedí al Señor que me ayudara a alistarme, pues no lograba hacerlo con prontitud. Antes pensaba que no podía trabajar para el Señor en tanto estuviera atado a un trabajo como el que tenía, que me cansa y me absorbe, pero en eso recordé a San Pablo que pudo haber dado la excusa que estaba encarcelado y que no podía salir a predicar, sin embargo él lo hizo ahí y escribió las cartas, las cuales supongo no se imaginó las leerían tantas personas. Así que me propuse vestirme con buenas acciones y dedicar todos los días un rato a escribir sobre las enseñanzas que he recibido.
He compartido dos videos que hablan sobre el Cuál es el verdadero nombre del Mesías? Hay mucha discusión sobre esto. Se los dejo para que ustedes lo analicen.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal